20061231

Todo tiene su final -y al 2006 ya le llego

A la media noche de hoy: un soldado del ejército etiope prendera el último cigarrillo que le queda, a las afueras de Mogadiscio, capital somalí a la que las tropas de las que hace parte entraron sin ninguna resistencia. Una mujer iraquí verá en la televisión jordana las imágenes de la ejecución de su padre, ahorcado por crímenes contra su propio pueblo. Una negra regordeta de Lousiana rezará alguna vieja oración para que su dios preserve vivo a su hijo, un marine desplegado en Basora. En el Norte de Santander colombiano una familia campesina temerá que la noche, y de paso el año, terminen con una nueva incursión de los paramilitares emergentes. En Cuba una jinetera de diecisiete años tendrá que salir a buscar clientes en el malecón de La Habana, esperando a ver si Fidel se muere pronto o se puede largar rápido de esa isla que se diluye bajo la égida del viejo malo ese –y ahora de su hermano-. Y así. Infinidad de postales que no coinciden en nada con el derroche de positivismo que se respira en otros muchos lugares. El mundo contrastado a una hora determinada. ¿En serio cree que algo de esto vaya a cambiar solo por un digito más en la fecha? No. Seguramente usted no es tan idiota. Pero necesita –necesitamos- creer que cerramos un ciclo. Que tenemos una oportunidad nueva de hacer las cosas bien. Al menos un 70% de los colombianos creen que el año entretente será mejor. Lo dudo. Todo tiende a empeorar inexorablemente. Aquí y en todas partes. ¿Que queda entonces? Tal vez solo esperar. Tomar un buen libro, ver una película que lo estremezca, hacer el amor, comer su plato favorito, montar en bicicleta mientras su perro sale a pasear, darle un beso a su mamá e irse a la cama con la intima fe de que sólo así, con esas pequeñas alegrías, con esos limitados sobresaltos de la rutina, se puede experimentar lo más parecido a la –fugaz- felicidad.

9 Comments:

At 3:10 p. m., Blogger El Cuajinais said...

Hombre viejo, hace rato no pasaba por acá, pero estuve leyendo todos los últimos posts y creo que están muy bacanos, a pesar de que pensemos muy diferente en tantos aspectos...

Buena escritura, que llaman.

Un saludo compadre, ojalá que nunca le falten las pequeñas alegrías.

 
At 3:10 p. m., Blogger El Cuajinais said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 8:28 p. m., Anonymous majaderia said...

Muy cierto. Solo con esos pequeños detalles podrá una vencer la tentación de pensar que la humanidad JAMAS ha aprendido para bien, y que todo tiende a empeorar.

Que bien escrito esta esto.

 
At 1:03 a. m., Anonymous AMARGADO said...

Vivimos en nuestra propia ilusión y creemos que por mucho imaginar el mundo real desaparecerá y se tornará en la utopia que imaginamos.

La cosa es más díficil, toca bregar y romperse el lomo transformandonos para poder aspirar a que nuestros nietos vivan nuestra utopia!.

Te espero por 3L 4M4RG4DO, donde desahogo lo peor.

 
At 12:51 p. m., Blogger Alexillopillo said...

Muy cierto, tal como cuando uno cree que madura mas de un dia para otro cuando cumple años. El paso del tiempo no es mas que una falsa ilusion, la cual nos marca ciclos que en realidad tardan mucho mas que lo que el calendario Gregoriano nos quiere hacer creer.

 
At 9:59 a. m., Blogger Bisklep said...

Sonrie: mañana sera peor

 
At 10:29 p. m., Blogger don tomate said...

hombre que por los dígitos las cosas si cambian, lo dicen los astros, como maradona

 
At 8:58 a. m., Blogger Mal Ladrón said...

Puede funcionar, para ser consecuente con la historia del mundo y con su presente, con la del país y su estancamiento perenne, hacer lo posible por también volverse mierda. Cosa que además es bastante divertida.

 
At 5:36 p. m., Anonymous carlos said...

Acaso es el destino del hombre o solo la mente resignada de aquellos que no hacemos nada.

excelente blog primera vez que lo visito

 

Publicar un comentario

<< Home